‘El compromiso estudiantil es la llave del aprendizaje’

10.10.2016 | By Rob Vanya

El Dr. Richard Bailey, un profesor veterano se jubila de San Jacinto College

 

HOUSTON — Una guía al lado en lugar de un sabio en la tarima.

Esa es la forma en que el Dr. Richard Bailey, quien recientemente se jubiló de San Jacinto College, describe su filosofía personal de la enseñanza. “Dictar clases fue importante, pero también me esforcé por ser un entrenador y mentor al animar a los estudiantes mediante discusiones de clase,” afirmó el profesor veterano. “La verdadera llave del éxito en la enseñanza es poder captar la atención de los estudiantes, hacerlos que se involucren de forma personal. Me gustaba que los estudiantes se convirtieran sabios hasta el punto que pudieran dictar una clase. En realidad, yo les permitía dictar clase en ocasiones. El proverbio latín ‘Docendo Discimus’ es verdad: ‘Los hombres aprenden cuando enseñan.’”

Evidentemente su estilo de enseñanza es efectivo. A través de los años como profesor y administrador popular ha ganado premios de enseñanza, al igual que el respeto de sus estudiantes y compañeros de profesión. En sus 45 años de profesor, él ganó el premio de enseñanza Ottis Lock Award for Excellence in Teaching, ganó un premio NISOD (El instituto nacional para el desarrollo de personal y de organización National Institute for Staff and Organizational Development) Excellence Award, fue nominado en dos ocasiones  para el premio estatal Minnie Piper Award (el equivalente al maestro del año del campus), y ha ejercido el puesto de presidente de la asociación tejana de investigación institucional Texas Association for Institutional Research.

El cargo de Bailey en la institución al momento de su jubilación era de vicepresidente de acreditación e iniciativas especiales, donde ejerció su cargo como el lazo principal con la asociación de acreditación de institutos de formación superior Southern Association of Colleges y la comisión Schools Commission on Colleges, al igual que el supervisor de varias iniciativas de éxito estudiantil en todo el distrito tales como el logro de metas Achieving the Dream, el concilio STEM Council y hombres de honor Men of Honor. Sus otros cargos administrativos con San Jacinto College han sido director de investigación y efectividad institucional y vicepresidente de instrucción del plantel North Campus. En el salón de clase, él ejerció el cargo de profesor de historia en el plantel North Campus por 13 años.

Sus 39 años de experiencia con San Jacinto College figuran como una de las trayectorias más largas al momento de su jubilación. Él es uno de los pocos empleados que han trabajado con cada uno de los seis cancilleres de San Jacinto College – el Dr. Tom Spencer, el Dr. Tom Sewell, J.B. Whitely, el Dr. Jim Horton, el Dr. Bill Lindemann y la Dra. Brenda Hellyer.

En una recepción reciente, muchos estudiantes, amigos y colegas se reunieron para despedir a Bailey. “Las contribuciones del Dr. Bailey a San Jacinto College y la comunidad son impresionantes,” comento la Dra. Laurel Williamson, presidente y vicecanciller de San Jacinto College. “é les versatil y siempre con la disponibilidad de participar en cada aspecto del distrito. Él ayudó a cimentar las bases de muchas de nuestras iniciativas de éxito estudiantil de la actualidad. Él ha sido un líder, un amigo, y un mentor para muchos empleados y estudiantes. Uno puede ver su trabajo y contribuciones mediante el éxito de la institución.” 

Bailey, 69, creció en Fort Worth y se graduó de  la preparatoria Northside High School en 1965. Él tiene tres títulos en historia de Texas Christian University, una licenciatura, una maestría y un doctorado. Él y Kim, su esposa por 35 años, tienen tres hijos adultos y cuatro nietos de 1 a 6 años de edad.

Sus planes para su jubilación incluyen disfrutar más tiempo con sus nietos, al igual que “dormirse tarde al menos algunos días a la semana.” Él también planea disfrutar dos de sus pasatiempos favoritos, tocar la guitarra y  hacer anzuelos artificiales “tying flies” utilizados en la pesca con carnada artificial “fly-fishing.” “Tying flies es una artesanía y un pasatiempo que disfruto,” comentó él. “No salgo de pesca “fly-fish” de la forma que lo hacía antes, pero mi hijo mayor lo hace, así que lo mantendré con suficiente abasto de anzuelos de carnada artificial “flies.”

Su jubilación no será por completo. Él planea terminar su proyecto de historia en el que ha estado trabajando, el cual tiene que ver con la historia de Texas en el año 1800 desde la perspectiva mexicana. Bailey cuenta con una “buna” habilidad para traducir español, y ha traducido del español al inglés varios manuscritos de la historia tejana desde la perspectiva de los historiadores mexicanos. Él también continuará ejerciendo su profesión de profesor de tiempo parcial en la universidad University of Houston Clear Lake, donde enseña dos clases – Tendencias de la actualidad en la educación superior y leyes y pólizas en la educación superior.